Categorías
Criminalistica

Contaminación de evidencias y pérdida de indicios

Las pruebas son las que determinan la culpabilidad o inocencia de un acusado. Por eso, personal forense debe tener en cuenta la contaminación de evidencias y pérdida de indicios.

Existen miles de historias que han amargado a la sociedad porque luego de un crimen el culpable no ha podido ser encarcelado. A veces, esto suele suceder por no llevar a cabo una correcta investigación policial y forense. O tal vez por falencias en el proceso judicial.

En el caso de los crímenes en los cuales interviene el personal forense se debe tener mucho cuidado con el tratamiento de las evidencias, lo que se conoce como el manejo de pruebas. Tanto desde la recolección de los indicios y hasta su posterior almacenamiento las evidencias de un hecho delictivo deben tener especial atención.

A raíz de esto, algunos departamentos de policía y cuerpos de investigación forense elaboraron un protocolo para el manejo de la prueba objeto de pericia. Cómo recolectarla, el embalaje, transporte, almacenamiento, etc. Esto ya lo mencionamos en otro artículo cuando hablamos de la Cadena de Custodia y las etapas del proceso.

Contaminación de las evidencias

El primer determinante tiene que ver con la calidad de los indicios, luego viene lo relacionado con la pérdida de los mismos y por último la contaminación.

Calidad de los indicios. Un indicio es todo material físico recolectado en la escena de los hechos y debidamente embalado. Para que cumpla su objetivo un indicio debe permitir un análisis científico que permita aportar alguna evidencia sobre lo sucedido.

Indicios insuficientes. Se da cuando la cantidad de la muestra no permite realizar un adecuado análisis forense (cantidad)

Indicios inadecuados. Ocurre cuando el material recolectado no tiene nada que ver con el análisis a realizar.

Indicios contaminados. Ocurre cuando las muestras se mezclan con otros materiales, de modo que es difícil discernir si el resultado del análisis se debe a las características propias del indicio o se ha visto afectado por el material contaminante.

Indicios deteriorados. Sucede cuando las propiedades físicas, químicas o biológicas de la muestra se alteran al punto que es imposible sacar una conclusión a partir del análisis (muestras biológicas: semen, huellas latentes)

Indicios destruidos. Son aquellos que han sufrido tantas modificaciones en su naturaleza que es imposible someterlos a un análisis (documentos quemados)

Indicios sin especificación. Son todos aquellos indicios que evidencian un mal trabajo por parte del personal encargado de recolectar, embalar y transportar las muestras (mal recolectados, no rotulados)

Laboratorio Quimica

Pérdida de los indicios

Pérdida mecánica. Se da cuando la muestra se escapa del envase (líquido se filtra por tapa del frasco)

Pérdida por evaporación. Ocurre en el caso de líquidos livianos como ceras, parafinas o alcoholes que debido a las altas temperaturas pueden evaporarse y salir por el cierre de la tapa.

Por contaminación química. Se presenta cuando los recipientes interaccionan con las muestras

Contaminación de las evidencias

Contaminación con material biológico humano. Contaminación del cuerpo o de la escena de los hechos a posteriori, causada por personas ajenas a la investigación o por el personal que colabora, que de forma accidental o por desconocimiento lo causan.

Contaminación microbiológica. Tiene lugar por el desarrollo de microorganismos y suele ser favorecida por la humedad y las altas temperaturas.

Contaminación química. Es la presencia de productos de origen bioquímico o químico como colorantes, pinturas, aceites, etc que dificultan los procesos del análisis en el laboratorio.

Contaminación cruzada. Ocurre cuando se hace el embalaje conjunto de prendas de vestir u otros elementos materia de prueba y evidencia física recolectados en la evaluación clínica o en el lugar del hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *