Por qué es importante lo indubitado en Derecho

Ya hablamos anteriormente sobre documentos dubitados y muestras cuestionadas, que es aquello que implica cierta duda. También explicamos brevemente la diferencia entre indubitado y dubitado, considerando que entre una cosa y la otra existe la duda. Todo esto es importante en el ámbito de la Criminalística y la Criminología, dos ramas de la Ciencia Forense, como también ya comentamos en otra publicación.

Pero muchas personas nos preguntaron por qué es importante lo indubitado en el Derecho y qué significa ésto para las ciencias jurídicas. A continuación intentaremos explicar esta cuestión.

Indubitado, que al inglés podría traducirse como undoubted, hace referencia a aquello de lo que no se tiene duda. En Criminalística, es importante tener indicios indubitados para el cotejo de, por ejemplo, documentos, ADN, huellas dactilares, muestras de sangre, etcétera.

Y en el Derecho, Ciencia Jurídica que está íntimamente relacionada con el mundo Forense como la Criminología y otras de sus especializaciones, estos ejemplos antes mencionados de elementos indubitados, son más que importantes. Esto radica en que un abogado o procurador podría ganar o perder un juicio, por sólo mencionar una situación posible. Pero, ¿tan así? ¿por qué?

Si un abogado o lawyer, como se dice en inglés, no tiene pruebas indubitadas en un juicio, de hecho podría perder el litigio. Esto sucedería porque el perito forense, que asiste al procurador en lo que concierne a la Criminalística, no tendría suficientes elementos para su labor pericial, y por ende no podría llegar a conclusiones categóricas sobre la correspondencia o procedencia de un indicio.

Imaginemos que el cliente de un abogado quiere demandar a su vecino, por ejemplo, porque reclama que el vecino le usurpó parte de su terreno, moviendo de su lugar el alambrado perimetral que señalizaba y separaba ambas superficies. Si el cliente no posee un documento como una escritura o planos indubitados que certifiquen lo que señala, el vecino demandado podría presentar pruebas en su contra y hasta reclamar un resarcimiento por daños e injurias.

Claro está que en este litigio existirían una serie de hechos que no mencionamos en esta oportunidad, sólo son a modo ilustrativo de la importancia de las pruebas indubitadas.

Vale recordar que indubitado es cuando un elemento, ya sea un documento, un producto, un indicio, vestigio, prueba, o lo que sea, de aquello no se tienen ninguna duda, esencialmente, de su procedencia, correspondencia o características.

Comentarios

comentarios