Documentos dubitados y muestras cuestionadas

En el ámbito de las Ciencias Forenses es muy común hablar de documentos dubitados, evidencia cuestionadas y/o muestras dudosas. A pesar del diferente nombramiento, hacen referencia a lo mismo: aquello de lo que se tiene duda y aún desconoce la autenticidad/veracidad.

En Papiloscopía, por ejemplo, podríamos hablar de huella cuestionada; en Documentología, de documento cuestionado, entre otros casos en las distintas especialidades

Cualquiera sea la rama de las Criminalística y la forma de hacer mención a los indicios o evidencias dudosas, estos elementos serán objeto de prueba pericial. Los peritos especializados en alguna de las disciplinas científicas utilizarán los datos o cosas para realizar el cotejo correspondiente con los elementos indubitados.

Según la Real Academia Española, “dubitado” de dubitativo refiere a

“Que implica o denota duda”

Por ejemplo, en una prueba caligráfica el perito en documentoscopía podría tener, por un lado, la firma de un contrato que es negada por el imputado o demandado, y por otro, la firma del Documento Nacional de Identidad de esa misma persona a la que se le atribuye la rubrica. En este caso, la firma del contrato sería parte del documento dubitado o cuestionado, y la firma del DNI el documento indubitado.

Otro caso podría ser en el ámbito de la Papiloscopía, una huella digital presente en una escena del crimen y la huella de la persona a la que se le atribuye el rastro dactiloscópico. La huella latente encontrada en la escena del hecho sería el elemento cuestionado, y la huella registrada en la base de datos el elemento indubitado.

Un ejemplo más, ya de la Genética Forense, por un lado algún rastro como la saliva o cabello recolectada del lugar del hecho y el mismo o distinto elemento de la persona que se cree que le corresponde. En este caso, para la prueba de ADN los peritos del laboratorio forense realizarán el cotejo del rastro secuestrado de la escena con el elemento indubitado obtenido del individuo.

En algunas causas criminales puede ocurrir que exista el elemento cuestionado, sin embargo, no pueda llevarse adelante el cotejo correspondiente por falta de la prueba indubitada. En este caso, los peritos lo que usualmente realizan es sólo la descripción del indicio o rastro que se posee.

De no contar con muestras indubitadas, es sumamente difícil o imposible de establecer correspondencia, debido a que el cotejo en la Criminalística requiere indispensablemente ambos elementos.

 

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *